Cançons i jocs de tacte

Hola a todos,

23435257_1540855565963251_6534182136053389152_n.jpg

 

Pues ya pasó otro mes y volvimos a asistir a las actividades organizadas por Bambú y Duna Vilà.

Esta vez nos propuso una sesión con canciones y juegos de tacto. La verdad que un mes en la vida de un bebé se nota mucho. En esta ocasión, Kanay no se distrajo en ningún momento y estuvo muy atenta.

La verdad que fue una actividad muy divertida y en la que yo también disfrute mucho. Cantamos, jugamos y bailamos mucho. Las canciones eran muy sencillas y los elementos que utilizamos para jugar también, por lo que se podrán hacer fácilmente en casa. Es una actividad que os recomiendo encarecidamente.

Anuncios

Patrones, creencias y costumbres

repeticion-de-patrones-de-conducta.jpg

 

Hoy quiero hablar de un tema muy interesante y que es el típico tema que genera controversias y dudas en toda pareja cuando se plantean ser papás. Y este tema es el de los patrones, creencias y costumbres.

Primero quiero explicar porque he escogido la imagen de cabecera: nuestro hij@ es una esponja y los principales ejemplos somos los padres y las personas que convivimos con ella. Si nosotros tenemos una actitud violenta, nos saldrán hijos violentos. Si nosotros tenemos una actitud dócil y amistosa, nos saldrán hijos dóciles y amistosos. Por tanto, es importante desde el momento de la concepción la actitud que nosotros adoptemos.

Toda persona, en su trayectoria vital, arrastra una serie de creencias y de costumbres que en mayor o menor medida, en el caso que sean positivas, quiera traspasar a su hij@. Pero se puede dar la contradicción que esas creencias y costumbres que tu consideras positivas, a tu pareja no le parezcan tan positivas.

En nuestro caso, tanto la Mamá de Kanay como yo somos ateos y no tuvimos ningún problema o conflicto en referencia al bautizo. Los dos estamos de acuerdo que tendrá que ser Kanay quien decida que religión quiere profesar cuando sea adulta y se le respetará la decisión que tome. Cuando nos preguntan si queremos bautizar a la niña, siempre respondemos que no, ya que tiene que ser ella cuando sea adulta la que decida.

Por otro lado, en el tema de la política, la Mamá de Kanay es más apolítica que yo, ya que yo soy más seguidor de la actualidad política y tengo una militancia de izquierdas más marcada que la Mamá de Kanay. Kanay ha ido a nacer en unos momentos un poco convulsos a nivel político en Catalunya. Creemos que Kanay cuando vaya teniendo un poco de conciencia política y nos pregunte se le explicaran las diferentes opciones que existen a nivel político, ya que creemos que tiene que ser una niña informada.

Otra cosa son las costumbres. Yo vengo de una familia con unas costumbres muy marcadas (comer cocido cada sábado, ir a visitar a los abuelos cada sábado, comer churros o pollo cada domingo) y estas costumbres eran inamovibles. Eso ha hecho que sea una persona un poco rígida en ciertos aspectos. Desde que soy padre un aspecto que me está costando más es el convertirme en una persona más flexible que no siempre puede cumplir los planes u horarios que tengas hechos. Ese es un punto que estoy trabajando desde que soy padre, ya que sino eso puede repercutir en la convivencia.

Por último, está el tema de los patrones. Cuando nos planteamos ser padres, en nuestro caso nos sirvió para revisar los diferentes patrones y creencias que habíamos heredado de nuestras respectivas familias. En mi caso, venía de una familia muy sobreprotectora por cierto problemas de salud que tuve de pequeño y me dieron muy poca libertad para experimentar y equivocarme. Eso ha hecho que sea una persona muy insegura y con miedo a los cambios. Lo que tengo claro es que no quiero traspasar estas inseguridades y miedos a mi hija. Asimismo, tanto la Mamá de Kanay como yo tenemos claro que queremos que nuestra hija sea una persona independiente y que sea capaz de tomar sus propias decisiones y de equivocarse y que intentaremos que si se equivoca no se sienta juzgada y culpable de los pasos que haya dado. Y también mi entorno era muy machista donde mi padre no ayudaba en nada en las tareas domésticas, pero por contra hacia que nosotros (mi hermano y yo) ayudáramos en esas tareas, por lo que no era una actitud muy coherente. En ese sentido, creo que una de las tareas más complicadas como padres es tener una actitud coherente en todo el proceso de crianza.

En el terreno de la crianza es muy importante que se respete y se fomente que nuestros hijos tengan creencias propias e intentar no paliar nuestras frustraciones en ellos. Cuantas veces hemos visto que aquel padre que no pudo ser futbolista, músico o actor influencia en su hijo/a para que sea el mejor futbolista, músico o actor del mundo sin dejarle escoger. Asimismo, es importante que las conductas y patrones que transmitamos como familia sean patrones y conductas positivas para conseguir que nuestra hija sea una persona feliz.

Mi carta mensual para Kanay (3er mes)

Querida hija:

El mes de octubre es un mes que me gusta mucho. Es un mes en el que pasan muchas cosas y todas muy divertidas: casi tocando a este mes es mi cumpleaños y nos gusta mucho celebrarlo con Mamá, es el Día Internacional de la Tartamudez donde tu padre se implica mucho con sus amigos de la Fundación Española de la Tartamudez (Fundacion TTM España), tu abuela Tere hace años y aunque la salud no le acompaña, siempre es un buen momento para celebrar que todavía está entre nosotros y que puede disfrutar de ti y hace años que papá y mamá comenzaron a hablarse y estaban a punto de conocerse.

22548643_1489476927767782_2551025244191359329_o.jpg

Este mes has hecho unos cambios muy importantes. Poco a poco has ido descubriendo cada vez más cosas que puedes hacer con tus manos y has comenzado a jugar más. Se nota que cada vez estás más despierta y más atenta y nos sigues más con la mirada. El dia 10 de octubre empezamos a ir a música contigo. Según me explico Mamá te lo pasas pipa, ya que no duermes ni un momento y que cada vez que se acaba una canción, comienzas a hacer pucheros porque quieres que empiece otra.

f5d83a4b-0be9-44cf-ac97-81c95a516fcc.jpg

Además, hemos empezado una nueva tradición. Al menos una vez a la semana he empezado a leerte un cuento o inventarme una historia que tu escuchas con atención. Esto de inventarme historias lo podré hacer mientras que seas pequeña y no tengas memoria, ya que cuando comiences a tener memoria y te acuerdes de los cuentos de un día para otro, descubrirás que la mayor parte de las veces te los inventas. Este año para mi cumpleaños Mamá me regalo dos cuentos que me hicieron mucha ilusión. Se llama Los besos y Los Sueños y son cuentos, que a diferencia de otros cuentos, el protagonista es el papá y su bebé.

Este mes hemos hecho muchas cosas juntos: hemos ido a una sesión de cuentos sobre la piel en Bambú (https://www.bambuesjoc.com/) donde disfrutaste mucho con lo que nos explicó Duna, fuiste a recoger a papá después que saliera de hacer una representación con su grupo de teatro Col·lectiu dels Silencis y hemos hecho muchos paseitos por Parets y Granollers. Además, has conocido a más amigos de papá y mamá.

Lo único malo de este mes es que te resfriaste un poco. Pero ya es normal: con estos cambios de temperaturas los papás no sabemos que ropa ponerte.

c7029cea-cfc5-4d8a-bcf0-08b460bc8fd9.jpg

Y para acabar la carta de este mes te quiero explicar algo: Ya sé que para ti soy super especial, ya que soy tu papá. Pero es que además, tu papá tiene un poder que pocos papás tiene. Tiene la capacidad de repetir silabas y de poder retener las palabras antes de que salgan de su boca. Y eso, lo de tener poderes, no le gusta a mucha gente y muchas veces se ríen de las personas que como papá tartamudean. Por ello, cada día 22 de octubre las personas que tartamudeamos celebrar el Día Internacional de la Tartamudez. Ha habido momentos que la tartamudez ha hecho sufrir mucho a tu papá, pero encontró a otros superhéroes que le hicieron comprender que podía ser feliz con su tartamudez. Por eso, tu papá colabora con la Fundación Española de la Tartamudez para que esas personas que tartamudean nunca más se sientan solas y que los niños y las niñas que tartamudean no tengan miedo de tartamudear porque sepan que detrás suyo tienen a muchas personas que las protegen.

Nada más hija. Hasta el mes que viene, que te escribiré otra carta. Un abrazo

Contes sobre la pell (Cuentos sobre la piel)

 

22548643_1489476927767782_2551025244191359329_o.jpg

Este blog, entre otras cosas, también quiere compartir con otras familias, las actividades que realizamos con Kanay.

Y una de estas actividades ha sido una sesión de Contes sobre la pell (Cuentos sobre la piel) impartida por Duna Vilà de Bambú és Joc en el Espai Ioga de Granollers y que realizamos el pasado sábado.

Duna Vilà es educadora social y desde hace unos años se dedica a fomentar la crianza respetuosa. Su último proyecto es el montaje del centro Bambú és Joc desde donde fomenta grupos de crianza, talleres, etc…

Fue una sesión cortita orientada a niños y niñas de 2 a 10 meses. Fuimos 6 familias que disfrutamos compartiendo con nuestros bebés canciones y cuentos a los que acompañábamos con masajitos y juegos sensoriales. Era el primer taller que hacia con Kanay y fue muy bonito ya que conectamos de forma muy intensa.

En definitiva, este taller se lo recomiendo a cualquier persona que quiera disfrutar con su bebé.

Cuando las cosas no van como esperamos… (El aborto desde el punto de vista masculino)

En la entrada de hoy quiero tratar un tema muy incomodo, pero al mismo tiempo muy necesario. Este tema es el aborto.

En nuestro caso, antes de la concepción de Kanay tuvimos otro embarazo que no llegó a término, ya que el embrión decidió no avanzar. Todo empezó cuando la mamá de Kanay, sin sentir ninguna molestia ni ningún dolor comenzó a tener pérdidas. Fuimos a Urgencias del Hospital y nos dijeron que el embrión tenia latido, pero tenia que guardar reposo. Se guardo el reposo requerido durante 15 días y como regalo nos fuimos a caminar por una zona de Catalunya que se llama la Fageda d’en Jordà, que es una zona muy llana y que nos permitió volver a reconectar con el Cigronet (Garbancito) que era como llamábamos al bebé a falta de saber el sexo.

Al mes siguiente, volvieron las pérdidas y nos confirmaron los peores pronósticos: habiamos perdido el Cigronet. Fueron días de muchas dudas, muy introspectivos y de plantearnos que habíamos hecho mal. Asimismo fueron días muy intensos de conexión con Maria y de mucho acompañamiento. En esos momentos en los que Maria estaba con la expulsión de los restos del feto, la figura masculina se tenia que limitar a ser un compañero y la logística de la casa recaía exclusivamente sobre el padre. El momento de pensar en uno mismo ya vendría después.

Desde el punto de vista masculino, en mi caso me permitió comprobar lo valiente que era mi compañera y que, aunque lo quisieras tener todo controlado, pueden surgir imprevistos. Asimismo, fue muy fructífero ya que nos permitió salir reforzado de esa situación. En estas situaciones, lo que nos han enseñado a los hombres es que no puedes tener sentimientos y que tu tienes que ser el fuerte de la pareja. Ese tipo de imposiciones culturales no hace más que complicar muchas veces las situaciones, ya que el no expresar tus sentimientos hace que entres en un estado de introspección que no ayuda en absoluto a tu pareja.

Mi papel durante esos días fue el de acompañar y dar apoyo a Maria. No podía hacer mucho más, ya que todo lo tenía que hacer Maria: expulsar los restos del feto, hacer limpieza, etc… El papel masculino en estos casos deja de ser el papel protagonista que parece que siempre nos tiene reservada la historia y pasar a ser un papel secundario. Simplemente, pero no por ello más importante. Recuerdo que en esos días pregunte muchas veces a Maria que podía hacer y me dije que simplemente la tenía que acompañar y ayudarla a sobrellevar esos momentos.

El padre, en el aborto y en muchas cosas relacionadas con la paternidad, tenemos un papel reservado como invitado. Nuestro único papel ha de ser el de apoyar, acompañar y dar soporte. Ni más ni menos. Y en el caso que nuestra pareja necesite estar sola o llorar, dejarla sola y llorar.

Además, desde aquí quiero mandar un mensaje de esperanza a todas aquellas parejas que se encuentren en esta situación: la pérdida de un bebé es mucho más habitual de lo que nos dan a entender en revistas de divulgación y en redes sociales. Y si la pérdida no se ha producido por algún hecho que nos impida concebir, el embarazo se acostumbra a producir con cierta facilidad.

El aborto continua siendo un tema tabú, ya que se considera que una mujer tiene que concebir rápido desde el momento que se comienza a buscar el embarazo y que todos los embarazos de una mujer tienen que llegar a término. Tenemos que comenzar entre todos a cambiar esa cultura, como desde hace unos pocos años se está cambiando toda la cultura relacionada con la infertilidad y donde ya comienza a ser más habitual escuchar a mujeres abiertamente que se están haciendo tratamientos de fertilidad para conseguir quedarse embarazadas. Hagamos lo mismo con el aborto, ya que aunque seguirá siendo difícil y además se tendrá que pasar el duelo, será mucho más fácil si es un tema que está normalizado en nuestra sociedad.

Animales domésticos y bebés

IMG-20170829-WA0002.jpg

Muchas veces, cuando una mujer se queda embarazada y si esta tiene animales domésticos, las parejas se plantean que va a pasar cuando llegué el niño o la niña en la familia. Tal y como os expliqué en la entrada en la que explicaba quienes eramos, nuestra familia peluda es extensa, ya que tenemos un perro y tres gatos.

Tanto Maria como yo, siempre nos criamos con animales. Maria con perros y gatos y yo con perros. En mi casa tuvimos dos perros: Micky, un mastín extremeño que pesaba cerca de 25 kilos y Chulín un terrier ratonero que fue mi más fiel compañero de juegos. Y desde siempre tuvimos claro que Kanay, si las alergías nos lo permite, se criara con perros, gatos o ambos.

Durante todo el embarazo la Mamá de Kanay y yo nos cansamos de escuchar que teníamos que tener cuidado con el resto de los miembros peludos de nuestra familia. Que si el perro cogería celos y atacaría al bebé, que si los gatos eran muy traicioneros y en el momento menos pensado arañarían y harían daño al bebé y mil plagas bíblicas más que transmitirían nuestros hijos peludos a la niña. Pues bien, dos meses y medio después del nacimiento de Kanay ni los gatos ni el perro han atacado a Kanay. Al contrario, tanto el perro como los gatos adoran a Kanay y en todo momento desean estar al lado de la niña.

En nuestro caso seguimos varias estrategias para preparar al perro y a los gatos la llegada de Kanay. Las acciones que realizamos fueron:

  • En el momento de que el Predictor salio positivo, se lo enseñamos a los 4 animales. No todos tuvieron la misma reacción, ya que los machos (un gato y el perro reaccionaron muy bien) y las hembras (dos gatas) salieron huyendo. La cosa no pintaba demasiado bien con las hembras.
  • Cada vez que entraba cualquier nuevo elemento para la bebé, se les enseñaba y se les dejaba olerlo. En el momento que entró el carrito paseamos a todos los animales con el mismo y cuando se montó la cuna, se les dejó entrar.
  • En el momento que nació Kanay, cuando fui por primera vez a casa llevé un pañal y se lo di a oler a todos los animales. El perro se volvió loco con esa nueva olor, los gatos se mantuvieron indiferentes.
  • Cuando salimos del Hospital y llegamos con Kanay a casa, subimos a buscar al perro y lo sacamos a pasear. Presentamos a Kanay en la calle y fuimos a pasear con él.
  • En ningún momento hemos impedido que los animales se acercaran a Kanay. Si son animales sanos y de casa no le puede transmitir ninguna enfermedad. Kanay hizo sus primeras sonrisas con Marron, el gato que le cuida cada mañana y se restrega dándole los buenos días.
  • Aprovechando los conocimientos de la Mamá de Kanay, tratamos a los peludos con Flores de Bach para minimizar los miedos y los impactos de los cambios.

Espero que con esta entrada, haya quitado ciertos miedos que todos tenemos con los animales domésticos. Los animales domésticos y los bebés pueden ser grandes amigos y pueden llegar a ser como hermanos.

Nuestra vida antes de Kanay

Toda persona, antes de ser padre, tiene una vida anterior. Y los papás de Kanay también han tenido una vida anterior.

Los papás de Kanay se conocieron un 1 de noviembre de 2015, después de estar un tiempo hablando por Internet.

11214231_10207567418647541_8280085051305408937_n.jpg

El papá de Kanay antes de conocer a la mamá de Kanay había recorrido un camino tortuoso. En ese momento, cuando conoció a la mamá de Kanay vivía en un pueblecito de montaña a 30 kms de Barcelona llamado Figaró. Allí estaba muy tranquilo con sus gatos, sus paseos por la montaña y sin muchas preocupaciones.

Pero llego un día que apareció Maria en la vida del papá de Kanay. A partir de aquel momento su vida cambió por completo.

13521970_10209428524374021_5456949684169000731_n.jpg

Después de un corto noviazgo, decidieron irse a vivir juntos y juntaron las dos familias peludas y que se convirtieran en una sola. El vértigo se hizo patente en más de una ocasión, pero valió la pena.

Antes que Kanay, existió otro embarazo que no llegó a término. Os puedo asegurar que es uno de los dolores más intensos que he sentido. Se mezclaron sentimientos de culpabilidad, incredulidad, etc… ya que no te puedes llegar a imaginar que eso te pueda llegar a pasar. Recuperados del dolor, los papás de Kanay decidimos volver a intentar quedarnos embarazados. Y el día 11 de noviembre de 2016, poco menos de una semana antes de la despedida de soltera de Maria y un mes antes de nuestra boda nos enteramos que estábamos embarazados.

15541313_10211097496217274_1177753726317548642_n.jpg

Por aquellas cosas del destino, tuvimos la suerte que los yayos de Sevilla de Kanay vinieron a Barcelona por la boda y se pudo comunicar a todos los tíos, abuelos y amigos más cercanos el día que los papás de Kanay se casaban.

IMG-20170825-WA0008.jpg

Y llegó Kanay… Y te das cuenta que la vida tal y como la conocías antes de ser padre no tiene nada que ver con la vida que tienes cuando te conviertes en padre. Que el centro del Universo dejas de ser tu o nosotros como pareja y que el centro del Universo pasa a ser una personita de poco más de 50 cms y 4 kilos de peso que depende de tu mujer y de ti las 24 horas del día para seguir con vida. ¿Pero sabéis una cosa? No volvería en ningún caso a mi vida anterior a Kanay. Mi vida ahora tiene sentido y un objetivo y es ver crecer a mi hija.