La tartamudez de papá

Hola a todos,

Ya sabemos todos los que somos padres, que para nuestros hijos somos únicos, especiales e irrepetibles. Pero hay ciertas características  que nos hacen más especiales que otras: las gafas, la barba y en mi caso la tartamudez.

Si, soy una persona que tartamudea. Aunque no se me nota demasiado, sigo tartamudeando y lo seguiré haciendo hasta el día que me muera.

Y esta tartamudez me ha hecho una persona más sensible y conectada con el entorno y me ha hecho entrar en un mundo de activismo para que la tartamudez sea aceptada en la sociedad. Os voy a explicar una poco mi historia: aunque nací con una serie de problemas neurológicos que hizo que fuera más lento que el resto de niños y que comenzará a hablar más tarde, eso no hizo que tartamudeara desde el principio. Comencé a tartamudear a los 13 años, cosa que hizo que mi adolescencia y juventud fueran más complicadas de lo habitual. A los 25 años conocí a la recién nacida Fundación Española de la Tartamudez (www.fundacionttm.org) que me ayudaron a aceptarme tal y como soy. Tengo que decir que la entrada a la Fundación fue lo mejor que me pudo pasar.

En el momento que te planteas tener un hijo, uno de los muchos miedos que te invaden es: ¿Y si mi hija tartamudea? ¿Podré aguantar el sentimiento de culpa que me invadirá porque estará heredando mi tartamudez? Este miedo yo lo tuve y a aceptarlo me ayudó mucho la mamá de Kanay y el resto de padres de la Fundación. Actualmente que un niño o niña tartamudee es complicado, pero poco a poco la sociedad tiene un poco más de conciencia sobre el problema y es más conocido.

Como padres tenemos en nuestras manos que la vida de nuestro hijo con cualquier tipo de característica especial sea mucho más fácil y más llevadera. Yo no tengo ninguna herramientas que sean mágicas, pero si que puedo hablar desde mi experiencia como adolescente que he tartamudeado:

  • Nunca culpabilices a tu hijo por tartamudear: tu hijo no tartamudea porque quiere. Tu hijo tartamudea porque tiene una característica que le hace tartamudear
  • Haz pedagogía con los profesores, compañeros de clase y familia: Los profesores y compañeros de clase durante su etapa escolar son las personas con las que más tiempo comparte tu hijo. Intenta que los profesores, compañeros de clase y familia comprendan lo que le pasa a tu hijo.
  • No acabes las frases a tu hijo: Cuando hijo te esté explicando algo y sufra un bloqueo no quieras ayudarle acabandole las frases. Dale el tiempo que necesite, es lo que único que necesita.
  • Evita frases como “Respira”: Tu hijo está respirando. Si no respirará, tranquilo que lo notarías. Ante todo, tu hijo necesita que estés tranquilo, que le escuches y que le mires a los ojos. Nada más.
  • Refuerza positivamente a tu hijo: Para ti, tu hijo es el mejor y eso tienes que intentar que cada día lo sepa. Por tartamudear, tu hijo no es peor que otros niños. Refuerza sus cualidades.

En este enlace os dejo algunas pautas sobre como actuar ante una persona que tartamudea. Te servirá ante un niño y un adulto.

¿Y si tu como padre, tartamudeas? Pues tienes una gran oportunidad para hacer que tu hijo sea tolerante y acepte las diferencias. A mi no me da miedo tartamudear ante Kanay. Kanay tendrá un padre con superpoderes: tendrá el superpoder de repetir silabas. Muchos papás y mamás tienen superpoderes y en nuestra mano está hacer que esos superpoderes se conviertan en cosas normales. Como papás tenemos una gran oportunidad para transformar la sociedad y hacer que sea más justa y tolerante.

Anuncios

Cosas que descubres cuando eres papá

Hola a todos,

En el momento que la mamá de Kanay se quedó embarazada, descubrí que el mundo de la crianza estaba totalmente enfocado al entorno femenino.

A continuación, voy a hacer una lista de las cosas donde los papás quedamos un poco apartados:

  1. Cuando te apuntas a sorteos en ferias dedicadas a la maternidad en la mayoría de los casos piden el nombre de mamá, en ningún caso piden el nombre del papá.
  2. Cuando te suscribes a revistas dedicadas a la crianza, siempre piden el nombre de la mamá.
  3. Cuando quieres cambiar el pañal a Kanay y ves que el cambiador, en el caso que exista, está en el baño de las mujeres. ¿Qué pasa, que los papás no podemos cambiar pañales? En referencia a este tema, desde este blog nos queremos adherir a la campaña “Yo también cambio pañales” para reclamar cambiadores en los lavabos y vestuarios masculinos.
  4. Cuando lees cualquier artículo de crianza y solo analizan la visión de la madre.
  5. Cuando en el curso de preparación al parto solo se da la visión femenina del tema y en ningún caso se explica cual tiene que ser la figura del padre en el acompañamiento del parto y la crianza posterior.
  6. Cuando acompañas a tu mujer a las Urgencias ginecológicas y la hacen entrar sola. Y te mira nerviosa y tu te quedas en la sala de espera sin saber que puede pasar ahi dentro. Y cuando sale la enfermera al cabo de 20 minutos (que a ti te han parecido 8 horas) y abrazas a tu mujer con desesperación y la ginecóloga te mira pensando “Que tio más exagerado”
  7. Cuando se llevan a tu mujer para hacerle la cesárea y no te permiten acompañarla y pasas 2 horas sin saber que ha pasado con tu mujer y tu niña.
  8. Cuando te entregan a tu hija para hacer el piel con piel y te encuentras solo en una habitación, con una niña desesperada buscando el pecho de su madre y nadie te explica que hacer en ese momento ni como ni donde está tu mujer.

Comprendo la importancia de la mamá en todo el embarazo y la crianza y que estamos en una cultura muy machista en muchos aspectos, pero se tendría que comenzar a reinvidicar la figura masculina en el acompañamiento del embarazo, parto y la crianza. Sino, seguiremos siendo unos invitados de piedras y seguiremos sin asumir el papel que nos toca como padres.

De vuelta…

Buenas tardes a todos,

Después de unos cuantos meses, vuelvo a escribir en este blog.

Estos meses han sido un poco complicados. Si ya de por sí la paternidad es complicada, si se le juntan otros factores, pues todo se complica un poco más.

Durante la última parte del embarazo y los primeros meses de vida de Kanay, a su abuela Tere se le complicaron los problemas de salud que tenía y nos pasamos 5 o 6 meses entrando y saliendo del hospital constantemente hasta que el pasado 1 de enero finalmente descansó y partió. Estas salidas y entradas del hospital provocaron que no pudiera conectar tanto como hubiera deseado con Kanay, pero poco a poco y con la ayuda de mi compañera y mamá de Kanay estamos recuperando el tiempo perdido.

 

Estos meses con Kanay están siendo apasionantes. Cada día Kanay avanza unos pasitos más y nos va demostrando cual va a ser su caracter y las cosas que le gustan y las que no.

Uno de los principales cambios que ha experimentado Kanay es que ha empezado en la guarderia. La guarderia que escogimos para Kanay es una que está a dos puertas de la oficina de la mamá de Kanay y que se llama “El Centpeus”. Es un centro de soporte familiar que nos ofrece un horario muy extenso y que hay pocos niños, por lo que hay una atención muy personalizada.

Y el otro de los cambios es que Kanay ya come comida normal. Hacia el 5º mes comenzo a reclamar probar nuestra comida y le dimos a probar. Y desde entonces, cada día come de nuestra comida y ya hace un menú de triturado en la guardería. Además, cuando Kanay ve a otros niños comer reclama que también quiere comer.

Pues hasta aquí la entrada de hoy. Poco a poco os iré explicando más cosas del apasionante mundo de la maternidad.

 

Cançons i jocs de tacte

Hola a todos,

23435257_1540855565963251_6534182136053389152_n.jpg

 

Pues ya pasó otro mes y volvimos a asistir a las actividades organizadas por Bambú y Duna Vilà.

Esta vez nos propuso una sesión con canciones y juegos de tacto. La verdad que un mes en la vida de un bebé se nota mucho. En esta ocasión, Kanay no se distrajo en ningún momento y estuvo muy atenta.

La verdad que fue una actividad muy divertida y en la que yo también disfrute mucho. Cantamos, jugamos y bailamos mucho. Las canciones eran muy sencillas y los elementos que utilizamos para jugar también, por lo que se podrán hacer fácilmente en casa. Es una actividad que os recomiendo encarecidamente.

Patrones, creencias y costumbres

repeticion-de-patrones-de-conducta.jpg

 

Hoy quiero hablar de un tema muy interesante y que es el típico tema que genera controversias y dudas en toda pareja cuando se plantean ser papás. Y este tema es el de los patrones, creencias y costumbres.

Primero quiero explicar porque he escogido la imagen de cabecera: nuestro hij@ es una esponja y los principales ejemplos somos los padres y las personas que convivimos con ella. Si nosotros tenemos una actitud violenta, nos saldrán hijos violentos. Si nosotros tenemos una actitud dócil y amistosa, nos saldrán hijos dóciles y amistosos. Por tanto, es importante desde el momento de la concepción la actitud que nosotros adoptemos.

Toda persona, en su trayectoria vital, arrastra una serie de creencias y de costumbres que en mayor o menor medida, en el caso que sean positivas, quiera traspasar a su hij@. Pero se puede dar la contradicción que esas creencias y costumbres que tu consideras positivas, a tu pareja no le parezcan tan positivas.

En nuestro caso, tanto la Mamá de Kanay como yo somos ateos y no tuvimos ningún problema o conflicto en referencia al bautizo. Los dos estamos de acuerdo que tendrá que ser Kanay quien decida que religión quiere profesar cuando sea adulta y se le respetará la decisión que tome. Cuando nos preguntan si queremos bautizar a la niña, siempre respondemos que no, ya que tiene que ser ella cuando sea adulta la que decida.

Por otro lado, en el tema de la política, la Mamá de Kanay es más apolítica que yo, ya que yo soy más seguidor de la actualidad política y tengo una militancia de izquierdas más marcada que la Mamá de Kanay. Kanay ha ido a nacer en unos momentos un poco convulsos a nivel político en Catalunya. Creemos que Kanay cuando vaya teniendo un poco de conciencia política y nos pregunte se le explicaran las diferentes opciones que existen a nivel político, ya que creemos que tiene que ser una niña informada.

Otra cosa son las costumbres. Yo vengo de una familia con unas costumbres muy marcadas (comer cocido cada sábado, ir a visitar a los abuelos cada sábado, comer churros o pollo cada domingo) y estas costumbres eran inamovibles. Eso ha hecho que sea una persona un poco rígida en ciertos aspectos. Desde que soy padre un aspecto que me está costando más es el convertirme en una persona más flexible que no siempre puede cumplir los planes u horarios que tengas hechos. Ese es un punto que estoy trabajando desde que soy padre, ya que sino eso puede repercutir en la convivencia.

Por último, está el tema de los patrones. Cuando nos planteamos ser padres, en nuestro caso nos sirvió para revisar los diferentes patrones y creencias que habíamos heredado de nuestras respectivas familias. En mi caso, venía de una familia muy sobreprotectora por cierto problemas de salud que tuve de pequeño y me dieron muy poca libertad para experimentar y equivocarme. Eso ha hecho que sea una persona muy insegura y con miedo a los cambios. Lo que tengo claro es que no quiero traspasar estas inseguridades y miedos a mi hija. Asimismo, tanto la Mamá de Kanay como yo tenemos claro que queremos que nuestra hija sea una persona independiente y que sea capaz de tomar sus propias decisiones y de equivocarse y que intentaremos que si se equivoca no se sienta juzgada y culpable de los pasos que haya dado. Y también mi entorno era muy machista donde mi padre no ayudaba en nada en las tareas domésticas, pero por contra hacia que nosotros (mi hermano y yo) ayudáramos en esas tareas, por lo que no era una actitud muy coherente. En ese sentido, creo que una de las tareas más complicadas como padres es tener una actitud coherente en todo el proceso de crianza.

En el terreno de la crianza es muy importante que se respete y se fomente que nuestros hijos tengan creencias propias e intentar no paliar nuestras frustraciones en ellos. Cuantas veces hemos visto que aquel padre que no pudo ser futbolista, músico o actor influencia en su hijo/a para que sea el mejor futbolista, músico o actor del mundo sin dejarle escoger. Asimismo, es importante que las conductas y patrones que transmitamos como familia sean patrones y conductas positivas para conseguir que nuestra hija sea una persona feliz.

Mi carta mensual para Kanay (3er mes)

Querida hija:

El mes de octubre es un mes que me gusta mucho. Es un mes en el que pasan muchas cosas y todas muy divertidas: casi tocando a este mes es mi cumpleaños y nos gusta mucho celebrarlo con Mamá, es el Día Internacional de la Tartamudez donde tu padre se implica mucho con sus amigos de la Fundación Española de la Tartamudez (Fundacion TTM España), tu abuela Tere hace años y aunque la salud no le acompaña, siempre es un buen momento para celebrar que todavía está entre nosotros y que puede disfrutar de ti y hace años que papá y mamá comenzaron a hablarse y estaban a punto de conocerse.

22548643_1489476927767782_2551025244191359329_o.jpg

Este mes has hecho unos cambios muy importantes. Poco a poco has ido descubriendo cada vez más cosas que puedes hacer con tus manos y has comenzado a jugar más. Se nota que cada vez estás más despierta y más atenta y nos sigues más con la mirada. El dia 10 de octubre empezamos a ir a música contigo. Según me explico Mamá te lo pasas pipa, ya que no duermes ni un momento y que cada vez que se acaba una canción, comienzas a hacer pucheros porque quieres que empiece otra.

f5d83a4b-0be9-44cf-ac97-81c95a516fcc.jpg

Además, hemos empezado una nueva tradición. Al menos una vez a la semana he empezado a leerte un cuento o inventarme una historia que tu escuchas con atención. Esto de inventarme historias lo podré hacer mientras que seas pequeña y no tengas memoria, ya que cuando comiences a tener memoria y te acuerdes de los cuentos de un día para otro, descubrirás que la mayor parte de las veces te los inventas. Este año para mi cumpleaños Mamá me regalo dos cuentos que me hicieron mucha ilusión. Se llama Los besos y Los Sueños y son cuentos, que a diferencia de otros cuentos, el protagonista es el papá y su bebé.

Este mes hemos hecho muchas cosas juntos: hemos ido a una sesión de cuentos sobre la piel en Bambú (https://www.bambuesjoc.com/) donde disfrutaste mucho con lo que nos explicó Duna, fuiste a recoger a papá después que saliera de hacer una representación con su grupo de teatro Col·lectiu dels Silencis y hemos hecho muchos paseitos por Parets y Granollers. Además, has conocido a más amigos de papá y mamá.

Lo único malo de este mes es que te resfriaste un poco. Pero ya es normal: con estos cambios de temperaturas los papás no sabemos que ropa ponerte.

c7029cea-cfc5-4d8a-bcf0-08b460bc8fd9.jpg

Y para acabar la carta de este mes te quiero explicar algo: Ya sé que para ti soy super especial, ya que soy tu papá. Pero es que además, tu papá tiene un poder que pocos papás tiene. Tiene la capacidad de repetir silabas y de poder retener las palabras antes de que salgan de su boca. Y eso, lo de tener poderes, no le gusta a mucha gente y muchas veces se ríen de las personas que como papá tartamudean. Por ello, cada día 22 de octubre las personas que tartamudeamos celebrar el Día Internacional de la Tartamudez. Ha habido momentos que la tartamudez ha hecho sufrir mucho a tu papá, pero encontró a otros superhéroes que le hicieron comprender que podía ser feliz con su tartamudez. Por eso, tu papá colabora con la Fundación Española de la Tartamudez para que esas personas que tartamudean nunca más se sientan solas y que los niños y las niñas que tartamudean no tengan miedo de tartamudear porque sepan que detrás suyo tienen a muchas personas que las protegen.

Nada más hija. Hasta el mes que viene, que te escribiré otra carta. Un abrazo

Contes sobre la pell (Cuentos sobre la piel)

 

22548643_1489476927767782_2551025244191359329_o.jpg

Este blog, entre otras cosas, también quiere compartir con otras familias, las actividades que realizamos con Kanay.

Y una de estas actividades ha sido una sesión de Contes sobre la pell (Cuentos sobre la piel) impartida por Duna Vilà de Bambú és Joc en el Espai Ioga de Granollers y que realizamos el pasado sábado.

Duna Vilà es educadora social y desde hace unos años se dedica a fomentar la crianza respetuosa. Su último proyecto es el montaje del centro Bambú és Joc desde donde fomenta grupos de crianza, talleres, etc…

Fue una sesión cortita orientada a niños y niñas de 2 a 10 meses. Fuimos 6 familias que disfrutamos compartiendo con nuestros bebés canciones y cuentos a los que acompañábamos con masajitos y juegos sensoriales. Era el primer taller que hacia con Kanay y fue muy bonito ya que conectamos de forma muy intensa.

En definitiva, este taller se lo recomiendo a cualquier persona que quiera disfrutar con su bebé.